Entrevista

Francesco Di Girólamo y el Rostro del Museo Gabriela Mistral

Museo Gabriela Mistral,Vicuña,Artes Visuales,Entrevista
Di Girólamo

Di Girólamo

En breve visita por el Museo Gabriela Mistral, antes de partir a México, el diseñador Francesco Di Girólamo revisita el concepto que imprimió en el diseño y la arquitectura de este espacio en 2010.

04/03/2014

Fuente: Museo Gabriela Mistral de Vicuña

Museo Gabriela Mistral,Vicuña,Artes Visuales,Entrevista

Una de las visitas más intersantes de este verano en el Museo Gabriela Mistral fue la del diseñador Francesco Di Girólamo, artífice importante en los cambios que se pueden ver desde 2010 en el Museo Gabriela Mistral. Di Girólamo es director de la Escuela de Diseño de la Universidad Finis Terrae, con estudios de arquitectura en la Universidad Católica. Ha realizados trabajos en cine de animación en Roma, Italia. Además tiene una amplia carrera como ilustrador de libros y revistas, y en el diseño de catálogos de importantes artistas nacionales. Destaca su trabajo en el diseño de espacios, con proyectos en escenografías, muebles y dirección de arte para distintas instituciones.

Recientemente fue invitado a participar como conferencista el Congreso de diseño "Dejando Huella" (www.dejandohuella.mx) en la ciudad de Querétaro, en México, donde expondrá sobre su trabajo museográfico: "Dentro de lo que voy a presentar, hay algo entre dibujo, pintura y diseño, pero voy a culminar con mi trabajo en el Museo Gabriela Mistral de Vicuña, que resume mi labor, incluyendo el diseño de espacios, diseño de muebles, el diseño gráfico en el que estuvo Irene (Pardow), etc. Para mí, entonces, es como una de las cumbres de mi trabajo en pleno".

Sobre la historia detrás del actual diseño arquitectónico del Museo Gabriela Mistral de Vicuña, se extiende:

- "Llamaron a un concurso a tres oficinas de diseño y arquitectura. Me enteré al final porque estaba con mucho trbajo en esos días. Básicamente, se trataba de reformular la obra de Oscar McClure. Fui a hablar con él, miré muchas fotos antiguas de cómo era el Museo, encontrando que ya había un trabajo bastante potente en términos de la recuperación del lenguaje de la pirca, sobre cómo se delimitan las zonas en el norte, pues de ahí viene el concepto de él (Oscar McClure).

Todo esto lo hacía complicado, porque los requerimientos eran muchos: un espacio público, la gráfica, el mobiliario, una "onda nueva", etc. Y me puse a leer a Gabriela Mistral por primera vez en mi vida, porque cuando te la enseñan en el colegio te queda una imagen de una especie de tía abuela que hace rondas. Y resulta que leyendo sus biografías, su obra poética y sobre todo sus conferencias, y me quedé impactado por lo poco que sabíamos, por lo distorsionada de su imagen, y me pareció una mujer potente para su época, y latinoamericana en pleno. Nada que ver con esa "tía de pueblo". Me pareció que había un prejuicio social inmenso casi provocado contra ella".

La Diagonal de la Vida

Sobre la reconocible línea diagonal que recorre el museo y tiene por misión unir los espacios y los conceptos alrededor de nuestra premio Nobel y su patrimonio material e inmaterial, Di Girolamo describe la experiencia:

"Me fijé que el museo en Vicuña, donde se conseva su memoria, y el lugar de su descanso en Montegrande, estaban cerca, pero metidos entre los cerros. Tratamos de unirlos, tomando la idea de una línea.

Yo tracé en un mapa la línea que unía Montegrande y Vicuña; y luego de darle algunas vueltas durante un tiempo en el que intenté también con otras ideas, y leyendo sus textos llegamos, a la conclusión de que ella con respecto a su vida ella también guardaba una herida, una cicatriz, otra línea. Además, el concepto de la línea siguió apareciendo al recorrer el valle, tomando fotos a este hilo de agua que es el río, otra cicatriz, ahora en la tierra, otra línea que tomar en cuenta.

Ahí fue cuando pensamos como medida radical, volver a medir y trazar muy bien, con los paralelos y la geometría. Pusimos la línea en el mapa y la hicimos calzar con la cuadra, con tan mala suerte que vimos que la cruzaba exactamente en diagonal. Pero decidí seguir siendo fiel a la idea, lo cual implicó hacer un trazado vinculando todos los elementos y la geometría de la cuadra en función de este eje. Eso me obligó a dar vuelta todo y dejarlo en 45° a 90°, para que estuviera en relación con esa línea; y así fue como apareció la museografía".

Esta línea ofrece en su primera parte, sobre la explanada frontal del museo, una de las más características postales de este museo:

"En la primera parte, tu puedes ver las estrellas del norte, en ese trayecto que une la casa de la primera infancia de Gabriela Mistral, con la memoria ya en el suelo, donde pusimos además, todos los lugares donde vivió Gabriela, y que fue otra cosa que nos alucinó; 42 paradas. Nacer en Elqui y morir en Nueva York entre honores es increíble. Era algo que debía saber la gente, pero no como algo a leer, sino como un trazado casi cósmico de su vida, con ella como ese cometa viajando entre las estrellas".

Contenido relacionado

Museo Gabriela Mistral,Vicuña,Artes Visuales,Entrevista

Recursos adicionales

Materias: Artes decorativas - Artes gráficas - Artes visuales
Museo Gabriela Mistral,Vicuña,Artes Visuales,Entrevista
Palabras clave: Entrevista - Museo Gabriela Mistral - Vicuña
Museo Gabriela Mistral,Vicuña,Artes Visuales,Entrevista